«Cuando una mujer dice no, es que no»

"Cuando una mujer dice no, es que no"

Con motivo de la campaña Mujeres Inspiradoras del Mundo, os presentamos a Fanta Régina Nacro, directora y pionera en el cine africano: es la primera mujer de ese continente que ha dirigido una obra de ficción cinematográfica. Nuestra compañera Cristina Fernández charló con ella con motivo de la celebración del Festival Internacional de Cine Africanos (FICAB).

Fanta Régina (Septiembre, 1962) nació en Burkina Faso. De niña quería ser comadrona por la admiración que tenía hacia la mujer que la trajo al mundo, pero ha acabado dirigiendo películas. “Me encantaba contar historias alrededor del fuego con mi familia, una veintena de personas, y pensé ¿por qué no pasarlas a imagen?”, afirma.

Y así, a principio de los 80, se puso a estudiar dirección en la universidad. En 1991, estrenó su primer corto, Un Certain Matin, la primera ficción dirigida por una mujer en Burkina Faso. “Quise contar con un equipo totalmente femenino. Por desgracia, había pocas mujeres que fueran cámaras, técnicas de sonido y asistentes, pero pude formarlo. Entonces, todos empezaron a decir que iba ser muy malo porque lo estábamos haciendo mujeres. Cambiaron de opinión cuando vieron cómo trabajábamos”. El corto fue premiado en distintos festivales cinematográficos internacionales. “De repente, en Burkina Faso todo el mundo conocía mi nombre y estaban muy orgullosos”.

En sus obras trata temas controvertidos como la sexualidad y las injusticias de la sociedad con un toque de humor. “El objetivo es hacer que llegue el mensaje: que haya una transmisión fluida que permita una reflexión posterior”.

¿Llegan los mensajes a la población de Burkina Faso? “En Le Truc de Konaté (1998) hablo del sida y del uso del preservativo, y ahora los jóvenes en lugar de pedir un preservativo piden “Le Truc de Konaté”. Y en el corto Puk Nini (1995) hablo del adulterio y desde entonces la gente utiliza este título para decir que hay que mantener viva la llama del amor en una relación”.

La vida de las mujeres

Uno de los temas que trata con frecuencia en sus películas es la violencia contra las mujeres. “Me di cuenta de que muchas mujeres sufren violencia y quería contarlo porque una imagen vale más que mil palabras”, dice. “Para hacer la película lo mejor posible y saber qué tipo de violencia había que tratar, contacté con asociaciones de mujeres. Me dijeron que tenía que hablar sobre la violación en la pareja, ya que la sociedad pensaba que la violación conyugal no existía en África. Pude explicar historias en 5 y 7 minutos”.

“Cuando los hombres veían la película decían que las violaciones en la pareja era cosa de mujeres blancas porque en nuestro país el hambre viene comiendo: si al principio no quieren hacer el amor, después les encantará y querrán; si no, se han casado para eso”, explica.

“Mi hermano, que vive en Níger, después de ver la película me dijo: cuando vuelva a casa le voy a pedir perdón a mi mujer porque creo que la he violado varias veces sin saberlo”, dice. “Para mí, esto es una victoria: si pudieran los hombres pensar así, se conseguiría que cuando una mujer dice no, es que no; y el hambre no viene comiendo”.

“En Burkina Faso ha evolucionado mucho el papel de la mujer en los últimos 30 años, tanto positiva como negativamente. Por un lado, Thomas Sankara hizo mucho por los derechos de la mujer mandando el mensaje de que su papel no es solo casarse, tener hijos, hacer la comida y ocuparse de la casa… Le dijo que tenía derecho a una independencia económica, a dar su punto de vista sobre la sociedad y esto ha ayudado mucho porque de golpe sentimos como nos crecían las alas”.

“Sin embargo, cuando das libertad a las personas tienes también que darles herramientas para el uso de esa libertad. Y seguramente es esto lo que no se ha sabido hacer. La libertad ha sido mal utilizada. Así que, por ejemplo, nos encontramos con mujeres políticas que están ahí de florero porque nadie las escucha y además, al mismo tiempo, se les recrimina que no están en casa. O, por ejemplo, bajo la influencia de las asociaciones feministas europeas se ha conseguido erradicar la poligamia por ley, pero por desgracia hay otra poligamia que se ha instalado y que es más denigrante para la mujer. Antes estaba bien organizada, cada cual tenía su rol, cada mujer se ocupaba de algo y el dinero se quedaba ahí. Ahora no”.

¿Qué pueden hacer las mujeres? “Tenemos que conoceros a nosotras mismas. Saber qué vamos a ser capaces de aceptar y qué no, y ser firmes con nuestras posturas. Entender que casarse no es una finalidad. Tenemos que encontrar una manera de realizarnos fuera de cualquier tipo de dominación”.

Mujeres son las protagonistas de su película La Nuit de la Verité (2004), basada en testimonios de las guerras de Yugoslavia y de Liberia, y del genocidio de Ruanda e incluso una experiencia personal -el coronel tiene en el film el mismo destino que tuvo su tío-.  “¿Me pregunto cómo es posible que un ser humano pueda llegar a estos niveles de atrocidad?“, reflexiona.

En esta película muestra a dos mujeres con un papel muy distinto. “Una ha perdido a su hijo de una forma atroz y vive en la venganza y otra que también ha vivido situaciones atroces y no quiere que se repitan. Esto resume al ser humano: el que quiere la paz y el que no. Y es importante tomar conciencia de estas dos realidades para encontrar una tercera vía que nos lleve a la paz y la serenidad”.

“No hay soluciones milagros. Es una reflexión individual que tenemos que hacer. Y preguntarnos: ¿nuestra parte oscura es mayor que la clara?“.

¿Qué mensaje darías a las mujeres del mundo?

Que verdaderamente sean mujeres luchadoras, valientes, y que aprovechen todos los recursos y oportunidades para superar los obstáculos que les impiden crecer en su bienestar total.

 ¿Qué mensaje darías a los hombres del mundo?

Que sepan que nosotras somos sus parejas y que nada se puede hacer sin la mujer.

Un consejo para tus hijos.  

Que sean respetuosos, obedientes y que tengan una moralidad irreprochable.

Conoce a más Mujeres Inspiradoras del Mundo

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *