Viaja a Argentina y déjate embelesar por la naturaleza

Un viaje por Argentina nos permite conocer una gran diversidad paisajes, flora y fauna. Desde los glaciares de las tierras de Patagonia hasta las cataratas de Iguazú, el territorio argentino nos ofrece una diversidad acorde a su gran tamaño. Hoy, en el Día Mundial del Medio Ambiente, queremos viajar con todos vosotros a Argentina. ¿Te vienes?

La Patagonia es de una belleza imponente y ofrece una serie de escenarios naturales únicos en el mundo como los impresionantes macizos del Fitz Roy o los Glaciares Moreno y Upsala, entre otros. Conocer el extremo Sur de la Patagonia significa ver cómo era nuestro planeta hace aproximadamente 10.000 años -a finales de la última Era Glacial-.

La Península Valdés congrega especies únicas como la ballena franca austral, delfines, orcas, elefantes marinos, leones marinos, pingüinos magallánicos y varias especies de aves. Tierra del Fuego contiene en una sola isla diferentes ecosistemas, que tipifican toda la Patagonia y en el legendario Canal de Beagle se puede navegar para observar su rica vida silvestre: leones marinos, pingüinos, cormoranes, etc. Esta zona es, asimismo, el portal de entrada al espectacular Continente Blanco: la Antártida.

Ballena franca austral

Las cataratas del Iguazú, una de las siete maravillas del mundo, son unas de las más espectaculares y monumentales cascadas del mundo. Sobre un frente de casi 3 km dispuesto en anfiteatro, 275 saltos desploman sus aguas desde alturas de vértigo. Están ubicadas en el interior del Parque Nacional Iguazú, un área de conservación de la naturaleza que abarca 67.720 hectáreas y alberga más de 2.000 especies de plantas y unas 400 de aves, situadas en el extremo norte de la Provincia de Misiones.

Cataratas Iguazú

¿Qué hace Argentina para conservar todas estas maravillas de la naturaleza?

Argentina es un ejemplo a seguir por su gestión de las áreas protegidas para conservar su amplia biodiversidad. Fue el primer país en Latinoamérica en establecer un sistema de parques nacionales y las áreas protegidas abarcan cerca del 7% de la superficie terrestre argentina, el octavo país más grande del planeta. Más allá de los beneficios ambientales, estas zonas también son una fuente importante de ingresos y empleos para el país.

Así, a modo de ejemplo, está prohibido sobrevolar las cataratas del Iguazú en la parte argentina, de manera que las aeronaves despegan desde el lado brasileño y no sobrepasan la línea divisoria entre ambos países, que pasa por la mitad del río y de la Garganta del Diablo. Asimismo, no se permite entregar bolsas de plástico en los supermercados para contrarrestar el daño ambiental que producen, tanto en los ríos como en la flora y la fauna.

A pesar la buena gestión de los parques nacionales, Argentina tiene todavía muchos retos ambientales como frenar la deforestación, poner coto a los altos niveles de contaminación del aire, mejorar la gestión de residuos y el saneamiento del agua.

Consejos para el viajero responsable

El viajero debe prestar especial atención a las normas de avistamientos, con tal de no causar un impacto negativo en el ecosistema. Y debe controlar durante todo el viaje de qué manera se deshace de los residuos, usando preferentemente los puntos de reciclaje, en el caso de que los haya.

Otro buen consejo es hacer un uso responsable del agua que se consume. Porque aunque Argentina no es un país que sufra escasez de agua, su saneamiento está lejos de ser eficiente, por lo que haciendo un uso responsable de este vital recurso estaremos contribuyendo también a la conservación del medioambiente.

Viaja con Tarannà Viajes con Sentido a Argentina 

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *