“Las mujeres podemos ser el motor y empujar al mundo hacia el progreso”

Con motivo de la campaña Mujeres Inspiradoras del Mundo, viajamos a Senegal para conocer a Marie Luise Ndiaye de la mano de Mònica Moro, médica y máster en Comunicación.

“En agosto de 2018 estaba de vacaciones en Senegal. Pasaba la tarde acompañando a mi hija Marina en la peluquería llenándose la cabeza de trenzas. Justo al lado, me llamó la atención una pequeña tienda llena de telas. Entré y le expliqué a la chica que la regentaba que yo en Badalona cosía arpilleras y necesitaba retales de ropa. No sé si fue la magia del momento o que ambas nos miramos a los ojos, pero dos horas después salía con una bolsa repleta de preciosos retales de tela africana. Nos hicimos una foto juntas e intercambiamos nuestros móviles. Quién me iba a decir que, con ella, con Marie Luise, ocho meses después de aquel encuentro organizaríamos un taller de arpilleras con 10 mujeres de su isla, la isla de Los Fetiches en Casamanza”, explica Mònica.

Maria Louise es una mujer extraordinaria con una fuerza y una convicción increíble con la que me crucé una tarde calurosa de agosto, y todo empezó con un ¿tienes retales?”, añade.

Marie Luise Ndiaye tiene claro que la mujer tiene que ser independiente y ello lo consigue trabajando. “Empecé con un billete de 10.000 francos y una pequeña máquina de coser. En ese momento, vivía en Dakar y le dije a mi hermana, resérvame un pequeño local en Cap Skirring y con los 10.000 francos cómprame telas. Guardé esas primeras telas y conseguí un billete de 20.000 francos con el que compré más telas y más elementos para mi futura tienda y así poco a poco fui comprando cosas hasta que decidí volver a ejercer mi profesión en la región de Ziguinchor, mi casa en Casamanza”, explica.

“Cuando tuve todas mis telas expuestas pensé que si no las vendía podía coser y hacer ropa, así ahora también me dedico a la costura. Diseño ropa de todo tipo según las preferencias de los clientes”, prosigue. Maria Luise vende telas y confecciona ropa desde hace cuatro años y se muestra muy orgullosa por no depender de nadie.

Para Maria Luise, el trabajo, la vida y el bienestar son las cosas más importantes. Y cree que “las mujeres somos capaces de todo, cuando empezamos algo llegamos hasta el final, las mujeres podemos ser el motor y empujar al mundo hacia el progreso”. Por y para ello, deberíamos romper ciertos estereotipos: “A veces la gente cree que las mujeres ‘no lo sabemos hacer’ y yo digo, ‘¿por qué no nos dejáis probar?’ Si probamos y no sabemos, pues nada, lo habremos intentado, pero debemos tener al menos la oportunidad de probar”.

Quiero que las mujeres sean independientes, por eso les aconsejo que trabajen y que intenten ganarse la vida. Trabajar y buscarnos la vida nos empodera”, afirma Maria Luise, quien se muestra agradecida a Mònica por empujar a las mujeres a trabajar.

¿Qué mensaje darías a las mujeres del mundo?

Las mujeres tenemos que trabajar, no podemos depender de los hombres, tenemos que luchar para no depender de nadie.

¿Qué mensaje darías a los hombres del mundo?

Los hombres no pueden quedarse de brazos cruzados, tienen que dejar trabajar a las mujeres. Debemos trabajar juntos para que nuestro país avance.

Un consejo para tu hija.

Tiene que estudiar para aprender muchas cosas y no tener problemas, aprender idiomas y buscar el trabajo que le guste. Porque incluso para coser, como hago yo, hay que estudiar, ya que si no sabes escribir no puedes anotar los pedidos de los clientes ni llevar las cuentas.

Un consejo para tu hijo.

Que estudie, que se esfuerce y que respete a sus profesores y profesoras.

Conoce a más Mujeres Inspiradoras del Mundo

Deja un comentario:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *