Bosque Viajero Tarannà 2020


Este viaje hace respirar a los árboles

Bosque Viajero Tarannà busca reducir nuestra huella de carbono y luchar contra el cambio climático. ¿Cómo? Financiando la plantación y el mantenimiento de árboles en puntos de interés medioambiental en España.

La iniciativa empezó en 2019 y se extenderá hasta el año 2030 cuando el Bosque Viajero Tarannà contará con 1.200 árboles. La empresa encargada de la repoblación forestal es Bosques Sostenibles, especializada en iniciativas de RSC en medio ambiente.

En 2019 y 2020 las dos zonas elegidas fueron la Sierra de Gredos (situada entre Salamanca, Cáceres, Ávila, Madrid y Toledo) y Torroella de Montgrí (Girona). En la Sierra de Gredos trabajan con pinos silvestres y abedules para restaurar la masa forestal, frenar los procesos erosivos y promover la biodiversidad tras el incendio ocurrido en 2009. Cada árbol absorbe de media 178 kg de dióxido de carbono durante 40 años. En Torroella de Montgrí se dedican a la repoblación de la duna continental mediante la sustitución de los ejemplares que se encuentran al final de su ciclo. Se trata de pinos piñoneros que absorben, cada uno de ellos, una media de 290 kg de dióxido de carbono durante 40 años.

En 2021 se ha apostado por Les Guilleries-Savassona (Barcelona), donde se pretende favorecer un cambio de especie en la masa principal y el desarrollo del sotobosque, incrementando al mismo tiempo la biodiversidad. Las especies a emplear serán principalmente el pino piñonero (Pinus pinea), la encina (Quercus ilex) y el roble pubescente (Quercus pubescens), acompañadas de serbal (Sorbus domestica) y mostajo (Sorbus torminalis) en menor proporción.

Para más información haz clic aquí.

Tu opinión nos ayuda a mejorar, contáctanos





* Campos requeridos